eten

lanak audio emanaldiak irudiak harremanak loturak


 






labeatzomorroen bibisekzioa


                                                                                           Leire López Ziluaga


Ha sido un placer poder ver de cerca el proceso de creación de este disco. Cuando me dijeron que iban a hacer un disco de versiones pensé que sería algo testimonial, al igual que cuando un grupo en un directo dice que va a tocar una versión y, como mucho, sólo toca la misma canción más rápido o más despacio.

Hacia octubre me pasaron los primeros temas, para escuchar y dar una opinión. Entonces, las canciones estaban cantadas en el idioma original. Recuerdo que me pasaban primero las canciones originales, para poder compararlas. La primera sensación fue de sorpresa. Aunque les he visto muchas veces en directo (mejor dicho, porque les he visto muchas veces en directo), lo que oí no fue lo que me esperaba del grupo.

Entonces no sabía si aquello era mejor o peor de lo que esperaba. De todas formas, lo que sí me quedó claro es que no hicieron las canciones más rápido o más lento, no se dedicaron sin más a llevar los temas a su terreno. Crearon canciones nuevas basándose en varias canciones ya hechas, las convirtieron en canciones de Eten.

No es facil en estos tiempos abordar el tema de la originalidad (ser original es otra cosa, y no, no son originales). Hasta hace unos años era suficiente con contar una historia, pero ahora da la sensación de que en cada nueva obra que se crea hay que poner en cuestión el arte, dejando a un lado el contar historias. En este caso, Eten nos da la oportunidad de reflexionar sobre la originalidad.

No nos han dado respuestas, pero tampoco preguntas. De hecho, escuchar el disco tambien debe de ser un trabajo de creación o, por lo menos, algo que hay que hacer con una actitud crítica. Cada cual debe crear sus preguntas, buscar sus respuestas.

No voy a hablar yo sobre la calidad de las letras. Intentamos hacer algo parecido a lo que hicieron con la música. “Tradujimos” las letras al euskera, pero no como lo haría un traductor de hoy en día, sino como los traductores franceses de antaño, como crearon aquellas “belles infidels”. Quien lea las letras originales y las “nuevas” verá los lazos que unen a ambas. Están unidas por lazos muy finos, pero sin esos lazos no existirían esas letras. Esto mismo se puede aplicar a todo el disco, claro.

Ahora tenemos la oportunidad de escuchar las canciones definitivas. Yo una cosa les agradezco. A parte de plantear (o repetir) ciertas preguntas sobre la música, han sido capaces de contar una historia. Cuando hablo de historia no me refiero a las letras, ya que un disco no necesita de letras para esconder una historia. Como para hacer frente taxman del copyright el disco no tiene créditos, puede ser que muchos no sepan ni que es un disco de versiones, no se harán las preguntas que se han hecho los miembros del grupo. Señal de que el disco sin esas preguntas tambien es capaz de contar una historia. Eso sí, quienes a parte de la historia de la superficie conozcan tambien la del fondo disfrutarán más.

Será un placer oirlo en el plato de casa a partir de ahora.






                                                            

  english   euskara