Kafe aleak 114
k&g
 Myriam Perez Cazabon
Spiritualized - Songs in A&E
Universal/Sanctuary - 2008
bo

Empieza la música y parece que el cielo se abre sobre ti, como si ese comienzo orquestado te diera la bienvenida. Todo esto ya genera emoción en el corazón, ya que las canciones, poco a poco, te llevan hasta lo más profundo, o al contrario, desde el fondo de la oscuridad a la luz.

Seguidamente, en ese viaje que cuenta el disco, se escucha el respirar de la lucha por avanzar, como si quisiera alejar esas voces corales que parecen fantasmas cercanos. Los temas, aunque a veces toman forma de un grito que se escucha a lo lejos y que pide ayuda para avanzar en la vida, otras veces, parecen discusiones solitarias con una misma, con tu propio cuerpo, cabeza y estado.

Cuando el disco termina, te das cuenta que también hay un punto de esperanza, la fuerza de un punto que te empuja a avanzar en un momento donde avanzar se convierte en algo pesado. Los gritos de rabia consecuencia de la imposibilidad que se detectan en algunas canciones o los dulces sonidos que pueden estar cerca de la desesperación, ya que es difícil seguir luchando cuando sientes que estás perdiendo.

Aunque la imposibilidad interna y la rabia nos hacen imaginarnos el sinsentido del mundo, como si el mundo te vacilaría con trampas, hay algo, un hilo que te une al mundo fuertemente. Y parece que otra vez se abre el cielo sobre tu cabeza, pero sin mostrarte ninguna invitación, sino para que vuelvas a la tierra mientras que las voces de la tierra te dan otra oportunidad.

Y parece que ha llegado el final de algo o el comienzo o la continuación. Y esa persona sigue próxima admitiendo tus altibajos, esperando tu vuelta aunque te tenga enfrente. Y en esos momentos sientes lo importante que es la presencia de esa persona que está a tu lado, siempre dispuesta a darte un empujoncito, para sentarse a tu lado, para escuchar, siempre dispuesta a preguntar si necesitas compañía, cuando te es imposible hacerte preguntas a ti misma.

A veces vuelven los rastros de la lucha de ese viaje, quizás en forma de arrepentimiento. Una vez que una se rompe o se pierde, cuando crees que todo puedes destruirlo, puesto que suele ser difícil quitarse esa sensación de la piel, el miedo también encuentra el camino para entrar al fondo de las cicatrices.

Pero siempre llega otro camino, tarde o temprano siempre aclara. Por lo tanto, en eso que parece la oscuridad de la noche, avanza cogida de la mano de la persona que te la ofrece. Estarás bien, ya que te sujetará a corta distancia. Goognight, goodnight, sweetheart...

Estas líneas conforman una historia que pueden contener las 12 canciones y las 6 uniones sonoras que integran el disco, una interpretación personal de lo que cuentan.

En el diseño predominan el blanco y verde de los hospitales, con fotos de diferentes agujas, esas canciones de sala de urgencias te llevan desde la angustia a la emoción, y se reúnen en torno a la muerte, con toques de rock, soul, góspel, blues y psicodelia, también se convierten en himno para la vida..


Myriam Perez Cazabon
Oiartzun, 1981
Dantza garaikide irakaslea eta musikazalea


Creative Commons-en baimena
Creative Commons Aitortu-PartekatuBerdin 3.0 Unported baimen baten mende dago