Kafe aleak 115
k&g
Ainara Lasa
Anari  -  Irla izan
bIDEhUTS  -  2009
bo
Zure ertza by Anari on GroovesharkIceberga by Anari on GroovesharkHarriak by Anari on GroovesharkIsla by Anari on GroovesharkBidea eta denbora by Anari on GroovesharkIhia by Anari on GroovesharkEskuineko bihotza by Anari on GroovesharkDistantzia by Anari on GroovesharkZuhaitzena by Anari on GroovesharkAmua by Anari on Grooveshark


Ahora, te canto con los ojos del corazón atados.
Desde un sitio que soy.

Antes, vivía en una isla.
No se si fui yo allí o vino ella
pero allí estaba:
una pequeña radio, una tela blanca perdida por un velero
y una silla azul a mi alrededor.

¿Cuántos días sentada, mirando al papel, esperando algo;
como si el mar sólo tuviera una puerta.

Y al final un mensaje desde el centro de mi tripa:
que estuviera tranquila, que la radio se encendería,
que pronto me daría canciones en imágenes
para la sábana blanca,
y que se encenderían luces de neón en el horizonte.


ain


Mientras, en las bucles de las pequeñas olas de la vida que me traía la marea,
allí, el lugar donde estabamo la nada y yo.
Lanzaba piedras al mar,
porque vivir en una isla no era suficiente
y, unas veces por la necesidad de levantar más muros
otras veces, por levantar la muralla necesaria para cruzar todo el mar.

Un día en el que el viento parecía arreciar,
subió la marea mojando levemente la sábana.


Era octubre, lo recuerdo.

Recuerdo que a lo lejos la mar se había encrespado, con fuerza,

pero las olas llegaban suavemente a la playa
y con las olas, la mar empezó a devolverme las piedras que había lanzado
pero no eran las de antes,
el balanceo de las olas las había erosionado,
eran más ligeras ahora.

y la radio cantó a mi vera.
Como sólo desde los límites se puede cantar.

Una tierna flecha de vida directa al cuerpo,
el olor de aquellas canciones pegadas a la piel.
incluso cuando aparecían icebergs en la película
hacía calor, mucho calor.

Me sentí en el vientre de mi madre y en la batalla de la vida.

Y comprendí todo un poco mejor.

an

anan

Como la distancia del tiempo
en los vértices del iceberg
es el anzuelo de la isla,
si las piedras no realizan el camino desde el corazón derecho hasta los árboles
sintiendo en los tobillos la caricia del junco.

Ez dificil decir cuándo comienzan las cosas a cambiar
pero sé que cuando cambiaron allí estaban
esas canciones de imágenes.

Después viniste a la isla

o fui yo a la tuya
no sé, pero allí, ante tí,
entre canciones de imágenes
mientras pequeñas olas mojaban nuestros pies en la orilla:

yo éramos dos
yo éramos nosotros
allí, donde dos se encontradon
donde estábamos
para ser yo.

Desde entonces vivo aquí.
con las canciones que veo en la sábana blanca.
Teniendo dentro luces de neón.

Ahora, cuando quiera puedo volver,
cuando quiera irme.





Ainara Lasa

Oiartzun, 1975

Artista plastica

ainaralasa.com



Imágenes
1- Ainara Lasa
2- Juan G. Andrés





Creative Commons-en baimena
Texto e imágenes  bajo licencia Creative Commons Aitortu-PartekatuBerdin 3.0