Kafe aleak1
k&g
Beatriz Pinto
Bo Diddley - Bo Diddley
Chess Records - 1958

bo
Dentro de mi colección de discos tengo muchas joyas a las que adoro, por los magníficos momentos que me hacen recordar. A la hora de escoger mi lp favorito he decidido quedarme con el que más me llena en todos los sentidos y además pertenece a una de las más grandes trayectorias artísticas de la historia de la música, que ha sido poco reconocida y ha quedado en la sombra para la mayoría de los historiadores del rock.

Desde que era muy pequeña he sentido una fuerte atracción por la música, sobre todo por la música negra. Creo que esto se debe en parte a la influencia del gusto musical de mi padre, que es un gran admirador de John lee Hooker. Si mezclo todo esto, con mi pasión visceral por los ritmos primitivos, salvajes y alegres que existieron entre los años 40 o 60, y que te hacen mover hasta el último hueso, he elegido, sin dudar, al verdadero —Rey del Rock n ́Roll“, el inimitable Bo Diddley y su disco —Bo Diddley“.

El lp es del año 58. Está grabado en el emblemático sello Chess Records, uno de mis predilectos, y se dice que fue uno de los responsables de la transición de blues al rock n ́roll. Contiene temas clásicos que Bo Diddley grabó rodeado de buenos amigos y por supuesto excepcionales músicos: acompañando a la voz y armónica Billy Boy Arnold, al piano Otis Spann, el genial Jerome Green a las maracas (al que Bo dedica el temazo —Bring it to Jerome“), Frank Kirland a la batería, además del armonicista Léster Davenport . El buen rollo se aprecia en las doce canciones cortas que no duran en total más de media hora. Con sus dos temas clásicos —I ́m man“ y —Bo Diddley“ nos golpea con una voz de raíz desgarradora sonando junto a ese ritmo selvático que levanta a un muerto de su tumba. Su —Black Beat“, la primera vez que lo escuché era tan frenético que me cautivó como puede hacerlo un piano boogie de Nueva Orleans.

Con su genial guitarra rectangular, —Big B“ nos regaló — el ritmo Bo Diddley“ que ha influenciado a grandes bandas de la historia de la música y que han versioneado generaciones enteras. Puedo nombrar una lista infinita de sus discípulos: the Rolling Stones, the Yardbirds, the Kinks, the W ho, Buddy Holly , the Ramones o the Pretty Things, que incluso eligieron su nombre del irresistible tema de Bo —Pretty Thing“.

Bo Diddley es el nombre artístico con el que se bautizó a si mismo, y viene prestado de una guitarra de origen africano. Nació en 1928 en un pequeño pueblo de Misisipi con el nombre de Ellas Bates. Se crió en las calles de la ciudad del viento, Chicago, gran cuna del blues y más tarde del rhythm & blues. Siempre se ha dicho que tenía un gran talento natural para la música y fue el creador del ritmo más particular y distintivo que hizo bailar por igual a blancos y negros, en una época en la que la discriminación racial formaba parte del día a día de la nación estadounidense.

Me gusta mucho escuchar este disco, ya que contiene en cada surco esos años maravillosos en los que se grababan las canciones en directo y conseguían transmitir toda la energía y el esfuerzo que se ponía para grabar en compañía de buenos amigos. Con una guitarra, una voz salvaje, unos sencillos coros, un tambor y unas maraquillas sensacionales crean el rock n ́roll más original y divertido. Sus temas perduran y continúan moviendo a la gente, y aunque nunca alcanzó el éxito de Chuck Berry o Little Richard, yo no me cansaré de decir que el señor Bo es el verdadero rey del rock n ́roll!!

Beatriz Pinto, DJ Chulina

Gijon (Asturias), 1980

Disc Jockey

Músicas del diablo