Kafe aleak 36
k&g
 Nagore Aburruzaga
Stray Cats  - Rant'n'rave With The Stray Cats
EMI - 1983
bo
stray cats by bobbybou on Grooveshark

La música a mi manera

Se dice que el cantante estadounidense Pat Boone escribió la archiconocida My Way estando de vacaciones en Francia. Escuchó a un cantante francés de la época en la radio y, como no sabía francés, escribió una nueva letra con lo que la melodía y la voz le sugería.No recordamos el nombre del cantante francés, tampoco el mensaje de su canción, se quedó allí al igual que tantos y tantos autores y obras, como banda sonora de una mañana soleada en Francia, como una postal que con el paso del tiempo ha quedado amarillenta. Pero la canción nueva My Way sí la conocemos y la recordamos, en la voz de Frank Sinatra. Ciertamente, una canción mundial, sobre todo por lo que la letra dice: "he vivido una vida plena, he viajado por todas y cada uno de los caminos, y más, más importante que eso, lo he hecho a mi manera".

Parece que han pasado mil años desde que  encontré en una tienda el casete de un grupo entonces desconocido para mí, llamado Stray Cats. Sí, todavía se usaban casetes, y que ahí sigan. Se llamaba Rant´n´Rave y desde la portada tres chicos jóvenes me miraban, mientras trataban de robar un coche peculiar. Quizás me miraban así porque les pillé robando, o quizás porque les daba igual. Unos años después supe que el coche era un hot rod. De todas formas, llevé el casete a casa y allí me sucedió lo mismo que a Pat Boone con aquel cantante francés. Me sumergí en otro mundo, un mundo luminoso y joven que ansiaba conocer, y que, como no conocía el idioma, fui construyendo con lo que cogía por aquí y por allí.   

Me monté en un Cadillac (Look At That Cadillac) y me fui a Memphis (18 Miles To Memphis). Allí vivía la mujer sexy de diecisiete años que yo quería ser (Sexy and 17). Alguien se había enamorado de ella y le cantaba desde los tejados, como los gatos cantan a la noche (I Won´t Stand In Your Way). Pero todo no era agradable y tierno. La vida tambien era dura, en la radio no se podía oir rock'n'roll (Something´s Wrong Wity My Radio) y, al igual que los rebeldes, necesitaba mis propias reglas y normas (Rebels Rule). Al igual que los de la portada, quizás la mejor idea sería robar un hot rod y meterme en un grupo (Hotrod Gang), pero ¿cuánto tiempo querría vivir así? (How Long You Wanna Live, Anyway?). Es posible que, como hiciera James Dean, dejara un bello cadaver. Allí encontraría personajes interesantes (Dig Dirty Doogie) y viajaría con ellos (Too Hip, Gotta Go), ya que la vida es eso, un viaje.

A decir verdad, daba igual lo que dijeran aquellos tres gatos. La melodía que creaban y las pocas palabras que entendía iban formando mi propio mundo. Seguramente un mundo que ya estaba dentro de mí, pero sin que me hubiera dado cuenta. Allí siempre era verano y viajar era la meta. Un mundo tembloroso en el que no existía la palabra futuro, y donde el polvo del camino y el sexo adolescente confluían. Y cuando no hay futuro tampoco hay miedo. Todo es acción y presente. Así recuerdo lo que me hacía sentir esa música. Y así lo siento cuando vuelvo a escucharla, ahora en CD, aunque mi inglés y otras experiencias me digan a gritos quees un mundo imposible. Pongo esa vieja música y vuelvo a la carretera, a mi mundo,  creandolo a mi manera.

Con el paso del tiempo, supe que Rant´n´Rave with the Stray Cats era el tercer disco de un grupo estadounidense, publicado en 1983. Brian Setzer, Lee Rocker y Slim Jim Phantom eran aquellos flacos jóvenes que me miraban desde la portada, y también aprendí que hacían una nueva música basada en el rockabilly de los años 50. Neorockabilly según algunas personas. Y también aprendí otras muchas cosas de este grupo y esta música, pero no aprendí a olvidar lo que había sentido. Ese es el tremendo poder de la música. Gracias.


Nagore Aburruzaga
Balmaseda, 1976
Musikazalea



Creative Commons-en baimena