Kafe aleak 43
k&g
 Mikel Lizarralde
The Jesus & Mary Chain - Psychocandy
Blanco y negro - 1985
bo

Mi punk

Para cuando dibujábamos en los cuadernos y clasificadores del instituto Punk, Oi, Sex Pistols y GBH, punks con crestas infinitas y con circulos envolviendo letra A y cadenas, el punk era ya poca cosa, aparte de una estética llamativa y unos sloganes fijos. No Future. En Euskal Herria estaría en su momento álgido, pero era ya tarde para el punk, la heroína había empezado ya a hacer su trabajo y el hardcore abría ya nuevos caminos. Era 1985 cuando tuve la primera noticia sobre The Jesus And Mary Chain.

Han pasado más de 25 años, pero aún recuerdo la escena. Yo, con 15 años, al anochecer, escuchando el programa Azken furgoia de Herri Irratia a solas en mi habitación, y de repente, descubriendo qué se escondía detrás de ese nombre tan sugerente (¡¡la cadena de Jesús y María!!). Never Undestand. Guitarras como cuchillas, golpes de batería con ritmo fijo, bajo de un solo acorde, gritos... y la dulce voz de Jim reid, susurrando una melodía sencilla pero pegadiza. Aquel día algo cambió en el (mi) mundo de la música. Todavía no conocía a los Stooges, ni a la Velvet, Suicide no Phil Spector, pero Jim Reid (voz, guitarra), su hermano William (guitarra, voz), Douglas Hart (bajo) y Bobby Gillespie (bateria) ofrecían algo nuevo. Revolucionario. Punk. Tras Never Understand llegó You Trip Me Up, todavía más agitada y ruidosa, y para demostrar que detrás de aquel muro de sonido había dulces melodías, Just Like Honey. Pop delicatessen.

Oir Psychocandy por primera vez siendo un adolescente impresiona. Ese disco reúne todo lo que se le puede pedir a un disco de rock'n'roll. Caos, provocación, hedonismo, ritmos para bailar sin moverse mirando al suelo... pero también la dulzura del pop. Es ese aspecto, pocos títulos discos han sido tan elocuentes. Porque Psychocandy es un caramelo, un caramelo envenenado y anfetamínico. Un disco que cayó como una bomba en un Reino Unido dominado por el nuevo romanticismo, el pop bailble y el mainstream adolescente -¿recordais Spandau Ballet, Duran Duran, Eurythmics, los Dire Straits de Brothers in Arms ?-. No llegaron muy alto en las listas de ventas pero la repercusión del disco se extendió como la energía atómica. Cómo entender los trabajos de Ride, The Telescopes, Ultra Vivid Scene, My Bloody Valentine, The Primitives, Loop y (¿¿por qué no?) Pixies.


Mikel Lizarralde
Bergara, 1970
Periodista cultural
berria.info