Kafe aleak 52
k&g
Ignacio Muro Fernández (siguesiguepop)
Carlos Berlanga  -  El ángel exterminador
  Hispabox- 1990
bo


                  

Al intentar hablar de Carlos Berlanga siempre me invade una ligera sensación de tristeza que me impide ser demasiado objetivo con lo que voy a decir o a escribir unos minutos después. Esta vez no iba a ser menos y me ha vuelto a pasar. Acabo de poner en el reproductor el vinilo de “El ángel exterminador” y una lágrima no ha terminado de salir de mi lacrimal pero me ha amenazado con hacerlo, y eso que solo habían pasado unos veinte segundos desde que había empezado a sonar el tema que da título al álbum y que tiene el mismo nombre que una de las películas míticas de Buñuel. No llevo bien eso de llorar, es algo que no me gusta lo más mínimo, pero esa sensación se empieza a hacer frecuente en mí cada vez que pongo una canción de Carlos Berlanga y es que quizá solo sea un síntoma de resignación de que el autor de este disco ya nunca volverá a escribir una canción.

“El ángel exterminador” no es el mejor trabajo de Carlos Berlanga, ese puesto lo ocupa sin duda “Indicios” (Compadres, 1994), así que no intentaré engañar a nadie, pero yo siempre lo he visto como un trabajo con mucho significado, porque para Carlos dejar Dinarama y lanzarse a la aventura en solitario no fue fácil. Debía alejarse de lo que había hecho anteriormente pero no tanto como para ser criticado, debía demostrar que con él se fue una de las tres piezas del puzzle que completaban Alaska y Nacho Canut pero no que era la pieza clave, debía regalar alguna concesión al mainstream pero las justas para no resultar descarado… Todas esas dudas debieron pasar por la mente de Carlos preparando este su primer disco en solitario, por cosas como esas apreciamos en este disco una leve sensación de inseguridad, como si todo lo que estuviera haciendo está siendo escrutado por un ojo inquietante (o quizá por muchos).

Solo diez canciones, cinco por cara, de entre las que destaco dos que estarían entre mis cinco favoritas de la carrera de Carlos en solitario: “En el volcán” y “Noches entre rejas”. Sensible, taciturno, intrigante, divertido, melancólico, gris, amable, confesional, desinhibido… son algunas de las caras que Carlos nos deja apreciar de su faceta de composición gracias a estos diez temas, toda una serie de rasgos que le ayudan a retratar el pop en solo diez pinceladas, para las que lo adereza de muchos ritmos latinos, unos teclados muy marcados por momentos y de alguna que otra sorpresa agradable como una letras increíbles o un sentido del humor peculiar que lo impregnaba todo siempre, porque Carlos era sobre todo eso, un experto en el humor y para demostrarlo, nada mejor que el cuarto corte del disco, “No encuentro humor en el amor”.

En la primavera de 2010 estuve en Madrid en una exposición monográfica de la obra no estrictamente musical de Carlos Berlanga que estaba comisariada por Pablo Sycet y allí pude comprobar cómo Carlos mezclaba meticulosamente en todo su trabajo su afán por la perfección y su obsesión por la belleza, dos aspectos que también apreciamos en “El ángel exterminador”. Su afán por hacerlo todo perfecto lo apreciamos desde el primer segundo del disco. Ahí están esos momentos de “El verano más triste” o “En el volcán”, con esas melodías que se te clavan a la primera o con esas letras que incluyen vocablos como ‘paripé’ u ‘obstinación’, que difícilmente tendrían cabida en una canción pop, y es que en eso de encontrar las palabras perfectas Carlos también consiguió doctorarse.

Así que me quedo con “El ángel exterminador”, acabo de llegar al último corte, “Sueños”, y me quedo soñando con que la próxima vez que empiece a sonar “El ángel exterminador” esa sensación triste quizá haya desaparecido.



Ignacio Muro Fernández (siguesiguepop)

Fuenmayor (La Rioja), 1980

blogaria
lanadadora.blogspot.com







Creative Commons-en baimena